Blog > Periodismo de datos > Empoderar mujeres para que se unan a la revolución de los datos

Empoderar mujeres para que se unan a la revolución de los datos

Conferencistas de diversas geografías y sectores hablan sobre el papel fundamental de las mujeres en el uso de datos y herramientas digitales para el bien social.

Disponible en:

Uno de los temas con mayor énfasis durante el Foro Mundial de Datos de la Organización de las Naciones Unidas, realizado entre el 3 y el 6 de octubre, ha sido el ingreso de las mujeres a los campos relacionados con los datos.

En 2020, la pandemia por Covid-19 evidenció la desigualdad de género a escala económica, cultural y social, lo que impide un desarrollo integral para las mujeres.

Las principales “habilidades duras” para el año 2020 están relacionadas con la experiencia en ciencia de datos, en la cual las mujeres representan menos del 25% a nivel mundial.

Con la meta de brindar caminos para entender el impacto de esta situación, cinco panelistas de diversas procedencias dialogaron sobre cómo y por qué empoderar a las mujeres en el uso de los datos y las herramientas digitales.

Participaron Agnieszka Rawa, directora general de Data Collaboratives for Local Impact; Mahadia Tunga, cofundadora de Tanzania Data Lab (dLab); Mar Carpanelli, líder de Americas Economic Graph Policy Research and Insights en LinkedIn; Margot Gerritsen, profesora de la Universidad de Stanford; y Katerina Ntep, vicepresidenta adjunta de Millennium Challenge Corporation.

Su principal llamado es a invertir en la diversidad dentro de la ciencia de datos y la tecnología, garantizando que las mujeres estén bien representadas. Para ello se requiere, entre otros factores, fortalecer su formación académica, su participación en la investigación y su ingreso a la fuerza laboral.

“Los datos son necesarios en el mundo de hoy. (…) La tecnología al servicio de la ciudadanía está permitiendo mayor rendición de cuentas por parte de los gobiernos, a la vez que promueve la innovación local”, fenómenos en los que la mujer debe sí o sí estar vinculada, dijo Katerina Ntep, de Millennium Challenge Corporation.

Las panelistas ilustraron cómo los inversores, el mundo académico, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado pueden asociarse para empoderar a las mujeres para unirse a la revolución de los datos y ayudar a navegar por las crisis globales, planificar una recuperación más resistente, permitir la transformación digital y alcanzar los objetivos globales de 2030.

Es el caso de LinkedIn, plataforma con más de 660 millones de miembros en 200 países, 35.000 habilidades estandarizadas y 17.000 ocupaciones categorizadas. A partir del análisis de esta información plantean formas de mejorar las habilidades de los profesionales, incluyendo, por supuesto, la labor de las y los científicos de datos.

Fuente: LinkedIn

Mar Carpanelli, de la mencionada empresa, explicó que las mujeres están subrepresentadas en la producción de contenido cultural respecto a los hombres, a la par que crece la brecha de manera negativa para ellas en la ingeniería, la Inteligencia Artificial y la informática.

“En India, Corea del Sur, Singapur y Australia, las mujeres tienden a utilizar una mayor intensidad la Inteligencia Artificial, lo que significa que tienden a poseer un conocimiento más avanzado. Y esta información es muy relevante porque, al analizarla, nos puede ayudar a determinar cómo contratan las empresas y cómo se está pensando en posibles casos de estudio, y así aprender de otros países que busquen políticas o programas para implementar en el futuro”, afirmó Carpanelli.

Esta vinculación entre la academia, ONGs e inversores de la tecnología a la que se refiere la experta se está dando en África del Este, con el caso destacado de Tanzania Data Lab (dLab), que está utilizando datos locales para mejorar los servicios básicos y el bienestar de las comunidades.

De acuerdo con Mahadia Tunga, cofundadora de dLAab, dos de cada tres niñas están fuera de la escuela en Tanzania. Con esto presente, su principal desafío para sumar más mujeres en la data agenda es hacer intervenciones tempranas en diversos niveles para que se faciliten los procesos de formación primaria y secundaria.

A su vez, al darse cuenta de la necesidad de utilizar los datos para abordar otras problemáticas del país, están uniendo estos esfuerzos para fortalecer a la ciencia de datos como una carrera viable y con incidencia.

Desde dLab están realizando programas como #CodeLikeAGirl, #SmartGirls o #Data4Her con los que, en cursos cortos, entrenan a mujeres en conocimientos básicos de programación, desarrollo de páginas web, lenguajes de computadora y el uso innovador de los datos.

“Les estamos demostrando a ellas que es posible desarrollar trabajos maravillosos mediante la tecnología y el campo de los datos”, afirmó Tunga.

Fuente: #CodeLikeAGirl en https://dlab.or.tz/how-dlab-is-empowering-girls-to-codelikeagirl/

Otra de las grandes iniciativas presentadas en la conferencia de la ONU fue Women in Data Science (WiDS), liderada por la Universidad de Stanford y apoyada por empresas como Microsoft e IBM.

Esta reúne a más de 100.000 mujeres y niñas a partir de conferencias, actividades de datathon y podcasts, formando una red para que exploren e ingresen a la ciencia de datos.

Fuente: WiDS Datathon 2020 Results and Impact

Como base para el empoderamiento femenino, uno de sus objetivos está siendo acabar con los mitos que limitan el rol de las mujeres en el sector científico y empresarial, como lo afirmó Margot Gerritsen, docente de Stanford.

El primero es que no hay mujeres exitosas en el campo de los datos, que carecemos de matemáticas y científicas. El segundo es que las mujeres no están en el mismo nivel respecto a los hombres para desarrollar, por ejemplo, proyectos relacionados con Inteligencia Artificial, porque, según el mito, tienen menos habilidades.

“Tristemente es una creencia que persiste en la cultura popular, incluso dentro de las universidades e incluso entre las mismas mujeres. Estamos preocupadas para cambiar esa forma de pensar, de normalizar la presencia de las mujeres, independiente de su contexto, para mostrar su aporte en la creación de vínculos, en la investigación y en el liderazgo”, explicó la docente Gerritsen.

Si quieres conocer en profundidad estos proyectos y escuchar toda la conferencia, puedes dirigirte a este enlace (desde las 2:17:50 de transmisión).