Blog > Periodismo de datos > Números en la sala de prensa

Números en la sala de prensa

Cinco consejos sobre cifras y números que pueden llevar tu investigación a otro nivel.

Disponible en:

Ábaco

Por Sasha Muñoz Vergara. Publicado el 27 de diciembre de 2021.

Los números pueden ser el terror de algunos periodistas, pero hay formas de superar ese miedo. Seleccionar el número correcto para el lugar adecuado en una historia depende del mismo juicio informativo que se utiliza para seleccionar la cita adecuada, anécdota o imagen.

Contar historias requiere que los periodistas desarrollen la confianza para seleccionar los números necesarios para la investigación. Ninguna cifra es perfecta, pero se debe poner todo el esfuerzo para que se acerque lo más posible a la verdad.

Para ayudarte en esta labor, compartimos algunas recomendaciones matemáticas basadas en el libro Numbers in the Newsroom de Sarah Cohen. Recuerda que las cifras dan credibilidad siempre que sean bien contextualizadas y tengan un porqué detrás.

1. Mantén el número de dígitos inferior a ocho en un párrafo

No es buena idea bombardear a las audiencias con un montón de números complejos. Separa los números en diferentes párrafos.

Cohen afirma que ocho dígitos por párrafo es un buen número: “Por lo general, esto le da la capacidad de encajar un año y dos números sustantivos en un párrafo.” y además obliga al periodista a centrarse únicamente en los datos importantes.

Además, da el siguiente ejemplo:

  • El presupuesto de la Oficina de Redundancia aumentó 48 por ciento en 2013, de 700,3 millones de dólares a 1.030 millones de dólares.
  • Podría cambiar a: En el último año, el presupuesto de la Oficina de Redundancia creció casi la mitad, hasta los 1.000 millones de dólares.

2. Memoriza algunos números comunes del ámbito que estás investigando

¿Cómo dimensionar lo grande o pequeño que es un número? Puedes memorizar algunos números comunes del tema que investigas y teniéndolos en cuenta al redactar. Cada área tiene sus propias cifras especializadas que permiten comparar.

La autora menciona que, por ejemplo, “en educación, se pueden incluir los salarios de los profesores, el presupuesto del distrito escolar y el índice de aprobados de los alumnos de los colegios con mejores y peores resultados […].”

3. Redondea los números

La precisión no siempre es necesaria. Según Philip Meyer, en Precision Journalism, “los puntos decimales son para el significado, no para el énfasis”. Por ejemplo, al informar, bastaría con saber que la población en los EE.UU. es más de 300 millones. Es suficiente para evaluar si cualquier otro número es grande o pequeño.

4. Aprender a usar ratios

Los ratios son una relación cuantificada entre dos magnitudes que refleja su proporción de algún tipo. Pueden ser un porcentaje, una diferencia porcentual, una tasa o un valor por persona.

La razón para usarlos es que no podemos pensar con claridad en números muy grandes o muy pequeños. Puedes imaginarte el número 5, pero si piensas en el 39.555, la imagen se vuelve más borrosa. Los números deben ser comprensibles, lo que se puede conseguir usando proporciones simples.

5. Utiliza las operaciones matemáticas del día a día

Si compras en rebajas, sigues de cerca los deportes o das propina en un restaurante, sabes cómo hacer la mayoría de las matemáticas usadas en el periodismo de datos. Simplemente, se deben convertir las preguntas a esa escala.

“Si sabes que los hispanos representan más del 15 por ciento de la población de Estados Unidos, no hace falta mucho trabajo para calcular cuántas personas son. Es como calcular una pequeña propina en la cuenta de un restaurante”, dice la autora.

Si quieres saber más sobre cómo contar historias basadas en datos, te invitamos a visitar nuestro blog y a usar nuestras herramientas.