Blog > Gobierno abierto > Participación ciudadana en Taiwán

Participación ciudadana en Taiwán

A pesar de no estar reconocido oficialmente por OGP Taiwán cuenta con reconocimiento mundial en materia de Gobierno Abierto

Disponible en:

Por Laura Tamia Ortiz. Publicado: junio de 2021

Taiwán lanzó en 2020 su Primer Plan de Acción Nacional de Parlamento Abierto y ha lanzado en 2021 su primer Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto, que cuenta con 19 compromisos en cinco áreas: mejorar la transparencia, potenciar la participación cívica, aumentar el diálogo entre géneros y etnias, implementar políticas transparentes y eliminar el lavado de dinero, como parte de los esfuerzos para fortalecer la gobernabilidad de la nación y tiene vigencia hasta 2024. Es un hito relevante pues el país ha consolidado estas estrategias a pesar de haber sido rechazado para formar parte de la Open Government Partnership (OGP) en 2016 por ser un Estado que no está reconocido universalmente. Que un gobierno, independientemente de su contexto político, se interese por generar planes de acción de este tipo es una buena noticia para sus ciudadanos, aunque que no se reconozca por organismos internacionales limita su alcance pues, por ejemplo, el proceso de revisión que normalmente realiza el mecanismo de revisión independiente (IRM) de OGP, al no estar reconocidos, no se llevará a cabo. De hecho, si se realiza una búsqueda dentro de la página web de OGP, Taiwán no aparece como miembro de la Alianza -no lo es-, ni ninguno de los planes están reflejados allí, lo que contrasta con los agradecimientos que realiza el propio gobierno taiwanés a OGP y con su participación activa en los diferentes eventos de esta organización, como en la semana por el Gobierno Abierto, en el que se presentaron los avances de Taiwán en Innovación en Gobierno Abierto y lucha contra la corrupción.

Reconocido o no, Taiwán está aplicando desde hace años un modelo de gobernanza innovador, que busca acercar las instituciones a la ciudadanía mediante herramientas tecnológicas con el fin de crear una administración más participativa y abierta. Un claro ejemplo de esto es el nombramiento de Audrey Tang, hacktivista, como Ministra Digital; los múltiples avances en el uso de herramientas tecnológicas para la mejora de la vida de sus ciudadanos (aquí encontrarás un recopilatorio de noticias actualizadas relacionadas con este tema) y su apuesta por la apertura de datos. También son destacables las múltiples plataformas con las que cuenta el gobierno para recibir propuestas ciudadanas, intercambiar comentarios y para la votación de iniciativas, con diferentes niveles de apertura de información y participación para la construcción de políticas públicas.

4 Plataformas de participación ciudadana en Taiwán

  • Join: Es una plataforma de participación en políticas públicas, lanzada en 2015 como un canal regular para que los ciudadanos participen en los asuntos públicos, permitiendo a los ciudadanos debatir y dar consejos sobre cuestiones políticas durante la fase de elaboración y aplicación de las políticas públicas. La plataforma en línea consta de cuatro secciones: “Hablar”, una sección de debate político para que los ciudadanos cuestionen al gobierno sobre las políticas que se están formulando; “Supervisar”, una sección en la que el público puede hacer un seguimiento de las principales políticas y programas gubernamentales; “Proponer”, una sección de propuestas que invita a los ciudadanos a presentar nuevas ideas políticas; “Contactar”, una sección de comentarios en la que el público puede enviar correos electrónicos directamente a los responsables de los organismos gubernamentales. A través de esta plataforma se consiguió, por ejemplo, y gracias a una iniciativa ciudadana que recibió un apoyo masivo, legalizar la venta online de copas menstruales en el país, que antes de 2017, debido a las restricciones del propio Estado, estaba prohibida.
  • vTaiwan: es una plataforma para discutir cómo formular o modificar leyes y regulaciones a través del intercambio de consideraciones y opiniones entre el sector público y los stakeholders o interesados. A través de esta plataforma se ha conseguido, por ejemplo, una nueva regulación para Uber, que tiene en cuenta los aportes ciudadanos obtenidos mediante la herramienta.
  • g0v: surgió en 2012 como una comunidad de código abierto integrada por desarrolladores y hacktivistas que en lugar de pedir soluciones a las autoridades se propuso ofrecerlas, a través de herramientas open source que posibilitan una concepción no jerárquica del poder. Actualmente se realizan hackatones cada dos años que reúnen a más de un centenar de participantes comprometidos con los proyectos cívicos que ellos mismos diseñan en función de sus intereses y habilidades. Nota: aquí puedes ver la versión larga presentación del fundador de Datasketch en la conferencia g0v sobre Big Small Data para solucionar problemas sociales.
  • iVoting: Es un sistema de referéndum digital vinculado a la administración local de Taipei. Las propuestas pueden realizarse tanto por los ciudadanos como por el gobierno, aunque su aprobación requiere de miles de firmas y el procedimiento es complicado, por lo el número de iniciativas aprobadas mediante esta herramienta es muy bajo y las soluciones a votación normalmente se proponen por el mismo gobierno. El caso más destacado, que evidenció la limitación de esta herramienta, fue la revisión de la declaración de Shezidao, parte de uno de los distritos de Taipei, como “zona de desarrollo restringido”, que hacía que la construcción en ese lugar estuviera prohibida o muy limitada, por lo que los edificios que ya existían estaban prácticamente en ruinas y el desarrollo económico de esta zona de la ciudad era casi inexistente. El gobierno propuso tres soluciones y dos momentos de votación online y presencial. En el primer momento los que los residentes de la zona eligieron su solución preferida y en el segundo se realizó una votación abierta a todos los ciudadanos de Taipei. Este proceso fue controversial porque no se permitió a los ciudadanos realizar propuestas, ni expresar su opinión, únicamente se los invitó a votar. A pesar de que ganó una iniciativa y se ha iniciado su desarrollo, la participación ciudadana fue muy baja y la confianza en el proceso fue cuestionada.

Déjanos tu correo para enviarte la información más relevante en Gobierno Abierto.

Si quieres conocer más sobre este tema te invitamos a leer los siguientes recursos: