En Colombia y en todo el mundo hay cierto afán por ponerle nombres a las cosas, y si ya tienen nombres únicos ¿por qué no ponerle apodos? Que lo digan todas las personas que por obra de familiares, compañeros del colegio, universidad o trabajo les ha tocado llevar “sobrenombres” toda su vida. Pasa exactamente igual con las ciudades colombianas y aunque algunos apodos no los reconozcamos o no entendamos la razón de ser llamados así, hay algunos apelativos que existieron en algún momento de la historia y siguen resonando hasta el día de hoy (aunque sea solo en libros de historia o en poemas).

 

Cabe resaltar que los apodos de los que aquí se hablan, son ’los bonitos’, los que generan cierta gloria a los habitantes de las ciudades y no aquellos que han sido para generar burlas o críticas.

 

Empecemos por la ‘perla’ de Colombia, la ciudad más antigua del país, se trata de Santa Marta, fundada en el año 1525. Es la primera en recibir un apodo, llamada ‘La Perla de América’ por fray Antonio Julián durante La Colonia en el texto “La perla de América, provincia de Santa Marta: reconocida, observada y expuesta en discursos históricos” donde hace un recuento de las maravillas y riquezas naturales que observó en este lugar. La ciudad recibió este nombre por el comercio de perlas que se llevaba a cabo en ese entonces.

 

De ahí en adelante empezaron a existir muchas más perlas colombianas, estas son algunas de ellas:

 

Sincelejo: “La perla de la Sábana” por su ubicación geográfica.

Montería:  “La perla del Sinú” por su cercanía con el río Sinú.

Pereira: “La perla del Otún” por el río Otún. (también conocida como “La ciudad sin puertas”)

San José de Cúcuta: “La perla del norte”.

San Andrés de Tumaco: “La perla del pacífico”.

Quibdó: “La perla negra”.

 

Cartagena es conocida como “La heroica”, la persona que le dio este calificativo fue Pablo Morillo durante la lucha por la independencia en 1815, cuando la ciudad resistió 105 días de ataques por parte de las tropas españolas de Morillo, enviadas a reconquistar Cartagena que ya había sido declarada independiente 4 años antes.

 

Por otro lado Barranquilla, es llamada de muchas maneras, “La puerta de oro” por haber sido en en su momento la entrada más grande de comercio y culturas. También es conocida como “La arenosa”, llamada así por Tomás Cipriano de Mosquera, presidente de la República de la Nueva Granada durante una visita a la ciudad en 1849. Y “Curramba”, que según el blog de la Consejería para el Bicentenario de Barranquilla es una simple superposición de sílabas “Ba-rran-Q” / “Q-rram-ba”.

 

Otras ciudades que tienen la palabra “puerta” en su sobrenombre son:

 

Villavicencio: “La puerta del llano”.

Leticia: “El portón de Suramérica”.

Manizales: “La ciudad de las puertas abiertas”.



A esto se suman las ciudades que además de ser capitales de su departamento también son capitales de algo en su apodo o que son ciudades bien representadas por alguna coyuntura cultural, social o geográfica. Estas son algunas de ellas:

 

Cali: “La capital mundial de la salsa” (También es conocida como “La sucursal del cielo”).

Neiva: “La capital del río Magdalena”.

Tunja: “La capital mundial del tejo y la ruana”.

Valledupar: “La capital mundial del vallenato”.

Bucaramanga: “La ciudad de los parques”.

Medellín: “La ciudad de la eterna primavera”.

Pasto: “La ciudad sorpresa”.

Ibagué: “La ciudad musical”.

Armenia: “La ciudad milagro”.

Popayán: “La ciudad blanca”.

 

Y se preguntarán ¿dónde queda Bogotá? ¿cuál es el apodo histórico de la capital colombiana? Y es que se trata de un seudónimo tan poco repetido que se siente desconocido. Bogotá es denominada “La Atenas de Suramerica” por Miguel Cané, escritor argentino de la Generación de los 80’s que en una visita a la ciudad decidió modificar el modo en el que fue llamado por el francés Eliseo Reclus “Atenas neogranadina” en 1864.

 

Las ciudades colombianas tienen dos nombres, algunas como Barranquilla y Cali más de tres y probablemente lleguen a tener muchos más, estas denominaciones coloquiales se seguirán creando mientras la diversidad exista. ¿Qué otros apodos conoces de las ciudades colombianas?

 

Enlaces externos: 

Ciudades de Colombia: sobrenombres

Los curiosos apodos de las ciudades colombianas