El Corruptour, es una chiva decorada de manera peculiar que recorre los lugares más emblemáticos de la corrupción colombiana. En ésta, su segunda edición, Transparencia por Colombia y Datasketch quisieron indignar, empoderar e informar a todas y todos los ciudadanos sobre este terrible mal que sigue aquejando. ¡Usted también puede unirse al próximo recorrido!

 

Como abrebocas, el personaje ficticio “Severo Malo Ladrón de Guevara” irrumpió en la chiva aún parqueada y haciendo mofa y musarañas como los políticos corruptos a la hora de comprar votos, permitió conocer de primera mano las intenciones perversas y ruines que hay detrás de una campaña política, repartiendo billetes (falsos), prometiendo cupos en universidades y ofreciendo tajadas en contratos millonarios.

 

Ahora sí, la chiva empezó y el que se quedó se quedó. Cantando al unísono el himno de la corrupción: una adaptación de la canción de la bicicleta de Carlos Vives y Shakira, se llegó a la primera parada del Corruptour en la zona norte de Bogotá, donde residen el Centro Democrático y el Partido de la U partidos políticos  salpicados por el caso Odebrecht, en el que dineros de la constructora brasilera se habrían filtrado en las campañas presidenciales del 2014 de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga.

 Fotografía: Andrea Cervera

 

Luego se dirigieron a las sedes de los partidos más tradicionales en Colombia: el Partido Conservador y el Partido Liberal, ambos involucrados en escándalos como el cartel de la toga y parapolítica. Posteriormente, pasaron por la sede del Partido Polo Democrático Alternativo, partido que perdió prestigio cuando se vinculó a uno de sus miembros, Samuel Moreno Rojas, exalcalde de Bogotá, al escándalo del “Carrusel de la Contratación”.

 

Todos estos casos de corrupción, fueron relatadas por el comediante Diego Camargo cuyo sarcasmo y tono socarrón llenaron de risa y anécdotas el tour de la corrupción. Además de esto, se leyeron los reportes de Cuentas Claras donde  se voletearon a los candidatos que no han reportado cómo están financiando sus campañas al Congreso, ¡Se hablaron de cifras altas de dinero! Indígnese usted también  aquí.

 

Para hacer una pausa a tanta información de corruptos, se ofreció un refrigerio de tostadas con mermelada de fresa en honor a la famosa “mermelada” colombiana, que se refiere a que no hay gasto público sin tajada de por medio.

 

Durante todo el recorrido la gente pudo apreciar la decoración de la chiva con imágenes, frases y datos que aportan información a los casos de corrupción alusivos, en donde más allá de crear indignación se pretendió marcar un precedente para que la ciudadanía esté informada con cifras reales y tome mejores decisiones.

 

Fotografía: Andrea Cerverea

 

La siguiente parada fue el Consejo Nacional Electoral, entidad encargada de regular, vigilar y controlar toda la actividad electoral de los partidos y movimientos políticos, y, la parada final, el cierre el Corruptour, fue en la Plaza de Bolívar en donde se presentó un grupo musical y teatral anti-corrupción como una forma de alzar la voz en contra de la corrupción.

 

A lo largo de toda la ruta, Datasketch presentó las conexiones de los candidatos al congreso que están salpicados en escándalos de corrupción, así como las cifras de participación ciudadana en las elecciones del 2014, leyes absurdas que han querido legislar los congresistas y toda una serie de datos e información relevante que la encuentras en su especial candidatos al Congreso.

 

Recuerda que el Corruptour es un acto cultural promovido por Transparencia por Colombia y Datasketch y no es una actividad a favor ni en apoyo a ningún candidato o partido político. Para más información consulta la página oficial del Corruptour, http://corruptour.datasketch.co.