Esta semana las organizaciones indígenas del país dieron inicio a una nueva jornada de protesta conocida como ‘minga indígena’ en la que convocaron a 100.000 personas en todo el país.

 

Si bien hicieron públicas sus exigencias, esta vez advirtieron que la creación de un fondo para la mejora de las condiciones de las  comunidades indígenas fue uno de los acuerdos logrados en la minga pasada.

 

No obstante, argumentan que el Gobierno no cumplió ese acuerdo y por lo tanto se incluyó en las exigencias, entre las que destaca medidas de protección para líderes indígenas, asignación de recursos para preservar el medio ambiente y paz con justicia social.

 

Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Onic, habló con Datasketch sobre los motivos de la movilización indígena y la presencia de grupos armados en sus territorios.

 

¿Qué le están exigiendo al Gobierno en esta minga?

La garantía y derechos humanos, paz y justicia social y medio ambiente. También estamos buscando que se cumplan los acuerdos incumplidos y que se haga realidad el presupuesto que financie el fondo indígena para mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades.

 

¿Qué diferencia estas peticiones de las mingas anteriores?

En realidad son demandas históricas de acuerdos que hicimos con el Gobierno. En mesas de concertación y mingas. Volvemos a la movilización porque llegamos a unos acuerdos y el Gobierno no cumple.

 

El Gobierno ya ha dicho que no dispone de recursos para cumplir con las exigencias de otros gremios que ya han protestado. ¿Por qué sería diferente con los indígenas?

Nosotros creemos que el Gobierno sí tiene dinero. Lo que pasa es que existe una mala redistribución de los recursos en el país a lo que se suma la corrupción. Eso se ve en las presiones del Congreso para que legisle la JEP y otros temas del proceso de paz.

 

Por otro lado, se supone que el Gobierno están recogiendo más recursos para la paz a través del aumento del IVA al 19%. Lo que pasa es que no estamos viendo esos recursos en nuestros territorios.

 

¿Qué garantías tienen de que el Estado atienda sus exigencias?

 Existen esos recursos. Planteamos antes con el Gobierno y en el Plan Nacional de Desarrollo un fondo para pueblos indígenas. Son más de 11.000 millones de pesos, pero no se han ejecutado.

 

¿Están siendo presionados por el proceso de sustitución de cultivos?

No. Realmente nuestra agenda se ciñe más por lo político. Nos interesa llegar a soluciones estructurales.

 

 

¿Existe una presión por parte de los grupos armados ilegales o disidencias de las Farc?

Sí, en el Valle del Cauca, Guaviare, Chocó y Nariño. Los indígenas son uno de los grupos sociales más amenazados y pedimos apoyo del Gobierno en este tema.