La humanidad necesita el agua para sobrevivir, el tan llamado “verdadero oro líquido”, el mismo que corre por nuestro cuerpo y llena los paisajes de nuestros países con tanta majestuosidad.

 

El 22 de marzo es Día Mundial del Agua, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1992, este año se pretende llevar el mensaje: “la respuesta está en la naturaleza”, ya que el agua juega un papel importante para desarrollo sostenible, la reducción de la pobreza, el acceso a la salud y el crecimiento económico. Por ende, es uno de los principales Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (SDG#6): garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

 

Caño cristales

 

Según la ONU hay 663 millones de personas en el mundo que viven sin suministro cercano de agua potable, en muchos casos, son necesarios grandes desplazamientos para obtenerla. 1800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por materia fecal, lo que los deja con grandes riesgos de contraer enfermedades, causando la muerte de 842.000 personas al año.

 

En los colegios y universidades suelen decir que en un futuro las guerras serán por este preciado líquido, lamentamos informarles que el futuro ya está aquí. En España miles de regantes se manifestaron frente al Ministerio de Agricultura pidiendo agua para sus regadíos, con el grito a viva voz porque “el agua ya no es pública”, es este mismo líquido que ha sido el centro del conflicto palestino-israelí por años, en Sudáfrica donde el carbón es la principal fuente de economía viven en una constante escasez del verdadero oro líquido.

 

Pero no nos vayamos tan lejos, Colombia cuenta con la fortuna de tener dos océanos diferentes: el Atlántico y el Pacífico, contando además con al menos 737.000 cuerpos de agua entre ríos, quebradas, caños y lagunas. Aun así, la presencia del ser humano en esas zonas, con minería legal e ilegal, explotación de petróleo, mal uso de los recursos y contaminación de las aguas, enturbian la perspectiva del preciado líquido.

 

El acceso al agua es un derecho fundamental para instancias internacionales. En Colombia la Corte Constitucional considera el acceso al agua como derecho fundamental “de todos de disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal o doméstico”, sin embargo hay muchas zonas colombianas que no tienen un acceso óptimo al agua potable, como es el caso de La Guajira (en la que, por cierto, hay presencia de las empresas mineras Cerrejón y Drummond).

 

CC. Globovisión.

Fotografía: Globovisión.

 

A vísperas de un día de conciencia ambiental, el pasado 2 de marzo, ocurrió un derrame de hidrocarburo en el municipio colombiano de Barrancabermeja. Y como en casos similares, crea una crisis ambiental, dañando nuestros ríos, afectando las comunidades aledañas y matando cientos de animales a su paso.

 

Con todo esto, ¿por qué no cuidamos de nuestra agua? Hoy se necesitan acciones que cambien el mundo para bien, se necesita ser más conscientes de que el agua es lo que nos permite sobrevivir.