En Colombia, al igual que en el resto de países de América Latina, el salario que reciben las mujeres es inferior al que ganan los hombres. No obstante, el reciente informe del Observatorio Laboral para la Educación (OLE) muestra que la brecha salarial se redujo del 15,1% al 11,8% en ocho años.

 

Y aunque puedan parecer buenas noticias si se lo compara con la brecha laboral promedio de los países que conforman de la Ocde  -una diferencia del 15%-, la situación del caso colombiano es algo mejor. No obstante, se ve reflejada en los promedios salariales de los recién graduados en el país, que para 2016 fue aproximadamente $2.130.000 para hombres y $1.877.000 para mujeres.


Aún así, más del 50% de los graduados en los todos los niveles de Educación Superior  son mujeres, excepto en doctorado. Sucede lo mismo con los graduados en los niveles técnico, tecnológicos y universitarios.


En el nivel de maestría, también se alcanzó, por primera vez, una participación de mujeres superior al 50% en el año 2016”, afirma la publicación.


No obstante, si se tienen en cuenta las
últimas cifras del Dane sobre el mercado laboral, se puede afirmar que las mujeres no solo ganan menos, sino que les cuesta más obtener empleo.


Según el Dane, el periodo junio-agosto de este año, comparado con los mismos meses de 2016, mostró que el desempleo total nacional para las mujeres marcó 12,1%, mientras que en hombres fue 6,9%.


Sector tecnológico cobra mayor importancia


Las cifras del informe indican que en 2016 hubo cerca de 417.000 graduados frente a 189.000 en 2007. Así mismo, las tasas de vinculación laboral superan el 76% para personas con pregrado y el 90% para personas con posgrado.

Fuente: Observatorio Laboral para la Educación (OLE)

 

Por otro lado, en 2008, cuando comenzó el monitoreo del mercado laboral, los sectores mejor pagados de la economía fueron relacionados con las actividades extractivas (geología, ingeniería de petróleos e ingeniería de minas), mientras que en el año 2016 los graduados de ingeniería forestal forestal y nuevas tecnologías se ubican entre los mejor pagados.

 

Los salarios de los graduados de las Instituciones de Educación Superior acreditadas fueron 37% más altos que los de egresados de Instituciones no acreditadas.

 

Estudiar una carrera profesional no garantiza un mejor salario. Según el informe, los técnicos y tecnólogos mejor pagados pueden devengar más que el promedio de los universitarios.