Servicios

Captura de datos

Te ayudamos a conseguir y organizar información proveniente de datos públicos o diferentes sitios web con scrapping.

Limpieza de datos

Estructuramos bases de datos con información proveniente de múltiples bases de datos en múltiples formatos. Organización de información y estandarización de variables.

Aplicaciones de visualización

Creamos aplicaciones de visualización de datos públicos para que tus usuarios puedan conocer y explorar bases de datos. Utilizamos las últimas tecnologías en visualización de datos para comunicar información.

Algoritmos

Implementamos algoritmos de inteligencia artificial para facilitar tu trabajo con datos, desde algoritmos predictivos hasta reconocimiento de patrones.

Especiales web

Desarrollamos especiales web interactivos basados en datos. Los especiales tienen diferentes componentes visuales para orientar a tus lectores. Ver ejemplos de nuestros especiales.

Quiénes somos

Datasketch es una plataforma digital de periodismo de investigación y de datos. Nuestro portal permite que periodistas, científicos de datos, científicos sociales y la ciudadanía en general pueda aprender y consultar sobre visualizaciones de datos, herramientas, software e investigaciones profundas sobre diversos temas coyunturales. Contamos con herramientas gratuitas de datos y diferentes proyectos para tender un puente entre los datos y la ciudadanía que facilite la democratización del conocimiento y una revisión crítica de las realidades sociales a partir de contrastes de información.

Nuestro equipo

Juan Pablo Marín

Ingeniero electrónico con máster en estadística computacional. Experto en ciencia de datos con aplicaciones en múltiples áreas como la economía, hidrología y periodismo.

María Isabel Magaña

Periodista con máster en periodismo de investigación, datos y visualización. Ha liderado el derecho al acceso a la información por medio de la plataforma queremos datos.

Camila Achuri

Estadística y experta en lenguaje de programación R. Ha desarrollado diversas aplicaciones de visualización de datos en temas de movilidad y datos abiertos.

Juliana Galvis

Politóloga y candidata a magíster en Humanidades Digitales. Actualmente lidera el desarrollo de la base de datos Who Is, además de apoyar investigaciones periodísticas y creación de bases de datos.

David Daza

Licenciado en Electrónica. Experto en desarrollo de aplicaciones y sitios web con énfasis en periodismo de datos y gestión de contenidos de múltiples bases de datos.

Verónica Toro

Antropóloga e investigadora. Encargada de la gestión y organización de la comunidad datera en Colombia y Latinoamérica, además de apoyar las investigaciones periodísticas y la creación de bases de datos.

Andrea Cervera

Periodista y Comunicadora Social, encargada de la redacción de artículos, apoyo investigativo y community manager.

Ana Hernández

Matemática y experta en lenguaje de programación R. Ha colaborado para diversos proyectos como Infraestructura Visible y en el desarrollo de herramientas de visualización.

Contacto

Crónica: 20 de Julio, es más

Agosto 17, 2018

El barrio 20 de Julio de Bogotá por una persona que lo visita por primera vez

El barrio 20 de Julio es, a pesar de la fama que le precede, un barrio tranquilo. No se niega la inseguridad del lugar, así como no se niega la inseguridad en toda Bogotá ni en toda Colombia. Ubicado en el sur-oriente de la ciudad es “un barrio con historia suigeneris” (como la describe el proyecto investigativo “DINÁMICA SOCIO CULTURAL DEL BARRIO 20 DE JULIO DURANTE LOS DÍAS DOMINGOS” de la Asociación de Trabajo Interdisciplinario) fue construida sobre la antigua finca de Antonio Nariño y fue poblada en gran parte por obreros.

 

Según la Subsecretaria de Seguridad y Convivencia en Bogotá el índice de robos ha bajado en lo que lleva del 2016, eso se le atribuye a las intervenciones hechas en el Bronx, San Bernando y “Cinco Huecos”  pero hoy en el 20 de Julio es imposible negar los 2 atracos que pasó la profesora Normalina ni que una vez a Tatiana, estudiante, la persiguió un motorizado por una calle: “No sabía si me iba a atracar o a secuestrar, él (el motorizado) me seguía despacito hasta que eché a correr y el tipo aceleró detrás de mí hasta que me metí en una tienda” Así como no se puede negar la balacera en Julio del 2016, ni los innumerables hurtos a inmuebles y negocios que han ocurrido.

 

Y a pesar de todo eso 20 de Julio es para sus habitantes hogar, bienestar y familia. Para Maria, vendedora de frutas de la plaza del Portal de Transmilenio 20 de Julio, el barrio es vivienda y un trabajo cerca de sus hijos. Para Luisa es el estudio de su hija y la Iglesia del Divino Niño. Para Wilmer, Laura y e incluso Tatiana estudiantes del Centro Educativo Distrital Florentino Gonzales, el barrio es lo que conocen desde niños.

 

Para el resto de Bogotá decir que vas a ir al 20 de Julio es asegurar un robo, sin embargo, al llegar al Portal de Transmilenio que lleva el mismo nombre del barrio se percibe distinto a todos los comentarios sin sabor que se pueden escuchar del lugar antes de visitarlo. Y no digo que no vayan a ocurrir atracos, digo que ese lugar huele distinto a como lo pintan.

 

Huele a sudor de trabajo, a gente desconfiada, a comida, ropa nueva, a ropa sucia, a comercio, a lo que huele la gente que sonríe con pena.

Hablar con la gente que vive, trabaja y estudia en el barrio no es difícil, personas agradables, humildes, comunes, tranquilas, personas que intentan decir algo bueno del barrio en el que conviven… Aún así, saber algo en concreto del lugar requiere de un poco de habilidad para descifrar miradas y pensamientos.

 

Me encontré con Wilmer, Laura y Tatiana en la plaza del Portal 20 de Julio cuando iban saliendo del colegio y se reían entre ellos de alguna broma interna; cuando me les acerque decidieron ayudarme. Estando en octavo grado podían hablarme de qué era el barrio para ellos. Y a pesar de que Laura no sale mucho de su casa porque debe cuidarla mientras su mamá trabaja hasta tarde, y que a Tatiana la persiguió un motorizado, no les da vergüenza ser del barrio 20 de Julio.

 

Estudiantes que pasan sus tardes estudiando sobre tecnología, practicando algún deporte o cuidando de sus hermanos. Esos son los que la profesora Normalina cree que pueden cambiar el modo en el que ven el barrio.

 

A la profesora Normalina Aguilera le atracaron 2 veces el año pasado, pero como docente piensa que los niños pueden educarse para mejorar el barrio en el que viven y que debe ser el Gobierno quien les brinde esta ayuda, “una oportunidad para cada uno de ellos, para que salgan adelante” a pesar de que muchos de esos niños viven en un entorno familiar muy difícil: familias separadas, niños solos en casa.

 

La profesora me dijo mientras organizaba unas fotocopias de un libro antiguo: “20 de Julio es más que inseguridad, le digo yo que me han atracado ya, aquí las cosas pueden cambiar, pero incluso ahora este barrio es más que lo que piensan” y si, después de haber visitado el icónico lugar una sola vez, también creo que el barrio es más.

Andrea Cervera

Periodista y Comunicadora Social, reportera de contenido basado en datos e investigadora aplicada en temas de datos abiertos.